Blog Ramondin
Suscripción al blog

El Departamento de Prevención recoge el Premio Asepeyo a las Mejores prácticas de control de riesgos

Laguardia, 6 de abril de 2017.- La quinta edición de los Premios Asepeyo 2016 a las mejores prácticas preventivas distinguió a Ramondin con un premio en la categoría de Mejor práctica para el control del riesgo por su proyecto de implantación de un sistema automático de manutención guiado por láser y gestionado por sistema informático. En esta misma categoría, también fueron premiados Metro de Madrid, Aluminio y Aleaciones y PPG Ibérica.

Tras la ceremonia oficial de entrega, celebrada en Bilbao el pasado mes de enero, el equipo de Asepeyo se ha trasladado hoy a las instalaciones de Ramondin en Laguardia para entregar el reconocimiento a los propios impulsores del proyecto y así conocer de cerca las mejoras que ha supuesto en el día a día de la organización.

Blanca Brieva, directora de Sistemas de Gestión Integral y su equipo de Prevención: Noelia Blanco y Cristina Izquierdo, han recibido el reconocimiento de manos de Unai Acha, director territorial norte de Asepeyo, Juan Luis Arriazu, director autonómico Asepeyo Aragón y La Rioja y Pedro Aguilera, director centro asistencial Asepeyo Logroño. En el reconocimiento también han estado presentes Julián Hernando, director Industrial; María Jesús Carazo, directora de RRHH; y Miguel Ángel González, director Técnico.

Proyecto de vehículos automáticos

El proyecto de Ramondin que ha obtenido el reconocimiento de Asepeyo nace de un estudio para eliminar los riesgos de las manipulaciones que se realizan en la empresa a lo largo del todo el proceso productivo, tanto de primera materia, como de producto en curso y producto terminado, así como para reducir el riesgo de carretillas elevadoras y traspaletas y eliminar situaciones que influyan en la carga mental o falta del control del trabajo.

Para tal fin, Ramondin propuso implementar un sistema de transporte mediante AGV-s (automatic guided vehicles). Los AGV-s son vehículos guiados automáticos, que disponen de sensores, señales luminosas, acústicas y control de velocidad. Su proyecto de instalación ha permitido a la firma alavesa reducir el riesgo de atropello debido al tránsito de carretillas y traspaletas. Los AGV-s son sistemas auto-dirigidos que circulan por zonas delimitadas y detectan la presencia de peatones en su área de actuación, llegando incluso a pararse, reduciendo así el riesgo de colisión y atropello.  Además estos equipos garantizan el suministro de materias primas y productos semielaborados en los puestos, con lo cual disminuye el riesgo que conlleva la manipulación manual de cargas y los desplazamientos de los operarios.

El éxito de la iniciativa ha llevado a Ramondin a exportar el proyecto a otras plantas de producción del grupo. De momento, Francia ya está en proceso y pronto llegará a EE.UU y Argentina.

Déjanos tu comentario

Tu comentario